Archivo del blog

Translate me!

sábado, 22 de diciembre de 2007

La Navidad: ¿una fiesta cristiana?

La Navidad es una festividad con orígenes paganos. La Iglesia Católica en una estrategia de expansión asimilaba los rituales paganos, en lugar de reprimirlos, a fin de ganar neófitos en lugar de enfrentarse a aquellos pueblos que practicaban celebración del solsticio de invierno.

La palabra "Navidad" es una contracción de la palabra "Natividad" (en latín nativitas), y como su propio nombre indica se conmemora el nacimiento de Cristo. No obstante hay quien afirma que es imposible que el nacimiento se produjera en estas fechas, pues los inviernos son terriblemente duros en Palestina, y sería absurda la realización de un censo en dichas fechas, motivo que obligó a María y a José a pernoctar en Belén.

El Papa Julio I en el año 334 estableció como fecha del nacimiento de Cristo el 25 de diciembre, coincidiendo con la realización de diversos ritos paganos con motivo del solsticio de invierno, entre los que destacan las ceremonias vikingas en honor de Odín, las saturnales romanas y el nacimiento del dios Mitra. Con esta estrategia Julio I consiguió miles de nuevos adeptos, que se acercaban al cristianismo debido a las múltiples coincidencias con sus creencias paganas.

La fiesta pagana más estrechamente asociada con la nueva Navidad era el Saturnal romano, el 19 de diciembre, en honor de Saturno, dios de la agricultura, que se celebraba durante siete días de bulliciosas diversiones y banquetes e intercambio de regalos. Las fiestas comenzaban con un sacrificio en el templo de Saturno (en principio el dios más importante para los romanos hasta Júpiter), al pie de la colina del Capitolio, la zona más sagrada de Roma, seguido de un banquete público al que estaba invitado todo el mundo. Los romanos asociaban a Saturno con el dios prehelénico Cronos, que estuvo en activo durante la Edad de Oro de la Tierra. Durante las saturnales, los esclavos eran frecuentemente liberados de sus obligaciones y sus papeles cambiados con los de sus dueños.
Posteriormente, el nacimiento del Sol y su nuevo periodo de luz fueron sustituidos por el nacimiento del verdadero Señor para la Iglesia: Jesús de Nazaret. Y gradualmente las costumbres paganas pasaron al Día de Año Nuevo, siendo asimiladas finalmente por la fiesta cristiana que hoy en día se conoce universalmente como El Día de Navidad.

La Navidad, tal como la conocemos hoy, es una creación del siglo XIX. El árbol de navidad, originario de zonas germanas, se extendió por otras áreas de Europa y América. Los villancicos fueron recuperados y se compusieron muchos nuevos (la costumbre de cantar villancicos, aunque de antiguos orígenes, procede fundamentalmente del siglo XIX). Las tarjetas de navidad no empezaron a utilizarse hasta la década de 1870, aunque la primera de ellas se imprimió en Londres en 1846.

1 comentario:

Una maruja en internet dijo...

Niño ya puedo acosarme hoy con todo lo que he aprendido leyendote :).

Feliz año, que te llegue lleno de nuevas y grandes ilusiones.